viernes, 14 de marzo de 2008

Sobre la humildad y su vínculo con "lo demás"...

Recientemente leía en Juventud Rebelde una reflexión (ahora estamos en época de reflexiones) de Rufo Caballero donde se admiraba de la humildad de nuestros artistas, de lo asequibles que son “estrellas” como Viengsay Valdés _toda una revelación del ballet_ o los integrantes del dúo “Buena Fé”… realmente me hizo volver a pensar en este aspecto, en el que tiene mucha razón: en Cuba tenemos la dicha de que incluso artistas de moda pueden darse el lujo de ir a cualquier parte sin que se armen espectáculos a su paso, dejándoles disfrutar de su relativa privacidad. Esa sencillez y forma de ser, como cualquier “hijo de vecino”, lo he visto también en otros, también y hasta más trascendentes, como Silvio, Pablo, Fabelo, Chucho, Kcho, Rancaño, Choco, Zayda, Barnet, Fernando Pérez (para mi, el único cineasta cubano con una obra que puede hablar de “tú a tú” con la de Titón) e, incluso, con muchas de las actrices y actores de la telenovela cubana de turno (la de ahora está “en llamas”… ;-))), los cuales en muchos casos ni tienen auto propio _me refiero a los actores, porque los músicos y pintores de renombre si no lo tienen es porque no les gusta, pero no por falta de posibilidades económicas_ o sus casas no están en las mejores condiciones… bueno, si tienen casa, que los conozco que vinieron “reubicados” desde el interior y viven alquilados u otros como el famoso “chivichana” (Ulises Toirac), a quien llevan años dándole tremendo cuero en los programas humorísticos de la TVC a costa de que su casa estaba a punto de caerse (no sé si se cayó finalmente, pero sí me dijeron que en la misma semana en que carlos Otero se mudó de barrio _a Miami_ al flaco le dieron casa en el oeste de la ciudad).

Pues me he acordado de esa lectura reciente porque ayer salía de Cojímar y veo un Moskovich de los viejos, medio destartalado y sin pintar, roto en el parqueo del hotel de la Villa Panamericana y veo a un prieto vestido de mono deportivo, tratando de reparar el motor o lo que estuviera haciendo en la parte de adelante del “cacharo”…. Como estaba cerca de una esquina, tuve que parar y, entonces pude ver mejor al “mecánico” improvisado:… era Pedro Luis Lazo!!!!!!!!!!!!....

Coño mi gente, yo no soy fan de la pelota, ni siquiera particularmente inclinado a los deportes, pero el que estaba “trasteando” el Moskovich es un pitcher que antenoche igualó el record cubano _un país indudablemente beisbolero, entre los mejores del mundo en ese deporte, eso solo debe decir algo de quien es ese pitcher_ de juegos ganados: 234 victorias!!!!... naturalmente, como la serie aún no ha finalizado, ni Lazo está “gastado”, ese record será superado en dos o tres días y “el negro” ratificará su lugar en la historia del deporte cubano… Y ni siquiera tiene un auto que valga la pena!!!!!... ya no digo que tenga un auto último modelo o cualquier otra banalidad, sinó que su trayectoria deportiva sea justamente recompensada. Al menos un Lada de los normalitos... Creo que se merece, al menos, las cosas que le pueden hacer la vida mejor y más cómoda aquí, en su tierra.

Y digo y reflexiono sobre todo esto (ya ven, reflexiono también yo) porque en esta semana es noticia en todo el mundo los 7 futbolistas cubanos que abandonaron el seleccionado cubano sub-23 en Tampa, para quedarse viviendo en “el monstruo”… Creo que esos muchachos hicieron muy mal, no porque se hayan quedado, sinó cuando lo hicieron y en la situación que pusieron al resto del equipo: ayer, lo que quedó del seleccionado cubano, jugó contra Honduras con sólo 10 hombres en la cancha, sin poder rotar para los descansos necesarios y con la moral por el piso (se había quedado hasta el capitán). Eso no se hace, al menos, no en ese momento. La TVC y los otros medios de prensa, que el día del partido de esa selección cubana contra los USA (cuando contra todo pronóstico empataron), les había dedicado tremendos elogios y comentarios positivos, ayer hizo mutis, como siempre, tal y cual no se estuviera jugando un torneo preolímpico de fútbol en los USA y no estuviera allí un equipo cubano, alabado solo el día anterior… ¿por qué nuestros medios de prensa actuarán así??????, ¿por qué ocultar las cosas?, ¿por qué?...

Pues, rsumiendo, esos futbolistas deben haber visto los ejemplos de Lazo y de Contreras: dos pitchers surgidos del mismo equipo, de la misma provincia, del mismo calibre, pero que tienen condiciones de vida radicalmente diferentes. A Lazo le sobra dignidad. Cierto y le aplaudo (y me emociono y todo), pero también necesita “lo demás”. Si no, veremos que cada vez habrán más deportistas cubanos jugando bajo otras banderas.

Es como para pensar… creo yo.

8 comentarios:

Iván dijo...

Isleño, diste en el clavo.
Ellos vieron los ejemplos de los más viejos. A parte de otras ideas, esperanzas, necesidades y como más jóvenes son mas arrestados. Cierto se quedaron ahora, pero... tendrían en algún otro momento la posibilidad de dar rienda a sus decisiones??
Es como dice la gente: "La luz de alante es la que alumbra"
Y otra cosa. Si decidieron hacerlo así, fue porque ese fue el momento.
En ese tipo de decisiones no se puede estar mirando mucho para atrás, de lo contrario; "estarás siempre mirando hacia atrás".
Creo que peor actitud fué la de los "ya no se como decirles", que después al final, resultó que hasta los habían raptado!!!!!!!
Alabao, el rapto de las mulatas fue mierda al lado de eso...
Carlos Enriquez no hubiera podido reflejar el hecho en una pintura si esa hecho hubiera sido su inspiración.
Es que hay mucha tela por donde cortar.....

El isleño dijo...

si, en este tema hay muchísima tela por donde cortar... solo debo hacer una correción: hoy leí en Granma una escueta nota que menciona la deserción de los futbolistas en los USA. Yo en el texto dije que la prensa cubana había hecho mutis sobre el tema pero no fué así, salió publicado aunque excesivamente breve y rápido, como para salir rápido de ese tema "difícil" y complicado también para ellos... por cierto, según el Granma la culpa de que se hayan quedado tantos jugadores esta vez también es de... claro!!!!, la culpa es de la Ley de Ajuste Cubano!!!!...

No sé si se quieren hacer los ciegos o es que se lo creen de verdad... Coño si los deportistas se nos están yendo para cualquier país (en el mundial de Valencia ví a una que ahora juega por Sudáfrica!!!) cómo va a ser ahora que la culpa de estas deserciones es de la LAC... hay que decirlo por lo claro, se fueron porque quieren tener más y mejores cosas,quieren vivir mejor o tener un "mejor" futuro... resumiendo, son emigrantes económicos, sencillamente, y esa es una tendencia por el momento difícil de revertir en tanto no tengamos mejores condiciones u perspectivas en casa.

Betty dijo...

Qué bien la ha puesto aquí el isleño!! Sobre el primer tema de la accesibilidad de los artistas coincido plenamente, mención especial para los muchachos de Buena Fe (guantanameros especiales y estelares a los que he visto habar con la gente en la feria del Pabellón Cuba y que gozan de mi total admiración)...y aquí añadiría la imagen que no se me olvida de Juan Formell saliendo de una actuación en la Tropical dentro del público, como uno más con su guitarra a cuestas, ahí perdido entre la gente, que me encanta también Formell y creo que será leyenda un día si no es que ya lo es.

Y de los deportistas, ya sobran los comentarios, suscribo lo dicho arriba, hay que reconocer el valor de las personas, un pitcher como él debe tener un carro mejor que un viejo moscovich, eso lo digo habiendo "padecido" muchos años los achaques interminables del pariente Aleko...hay cosas elementales de las que nadie parece darse cuenta pero saltan a la vista.

El isleño dijo...

Betiña, escribiendo aquella nota, y tan sensibilizado como con Lazo, enseguida me acordé del ya famoso Aleko tuyo... estas campanas, aunque hecha con otro objetivo, también están tocando por tí.

un beso,...

Aguaya Berlín dijo...

A mí me apena mucho cuando un buen deportista se queda, cuando un buen actor se queda, cuando un buen cubano se queda en el extranjero en busca de una vida mejor, que no tiene en Cuba ni tendrá en unos años.

La vida es una sola y corta por demás (cuántos años no vamos a estar muertos!!) por eso no juzgo a los que se quedan pero me entristece no obstante que el equipo se haya quedado cojo y que siga sin haber futuro en el fútbol cubano :(

El isleño dijo...

Hola!, Aguaya... qué bueno tenerte por acá de visita!!!...

ya lo ves por la nota, creo que el momento escogido no fue el mejor y dejó realmente en muy mala posición al resto del equipo y a la afición cubana, esa que confiaba por primera vez en hacer algo "distinto" en el futbol olímpico... :-(

JOSÉ TADEO TÁPANES ZERQUERA dijo...

Hola El isleño:
Sobre lo que dices de los artistas, es muy cierto. Recuerdo una vez en el Hubert de Blanck, fui a ver una función de teatro, y al finalizar y marcharme a coger la guagua a a la calle línea, cerca del Mella, allí estaba una de las artistas de la obra que acababa de ver. Me sorprendió mucho que se fuera en guagua local como yo.
Sobre el equipo de fútbol, parecer ser que seguiré esperando para ver a Cuba en un mundial de fútbol, que es uno de mis sueños. Visto lo visto, seguiré soñando y siendo fan de los equipos españoles como el Barcelona, etc, porque parece que de los futbolistas cubanos no hay mucho que esperar. Un abrazo:
Tadeo

El isleño dijo...

Hola, Tadeo... tienes razón en ambos apuntes: es increíble que los artistas escénicos de menor proyección internacional vivan casi igual en ingresos que un policía o un maestro (yo los veo continuamente pidiendo botella o montándose en almendrones) a pesar de toda su áurea de "famosos"...

en lo del futbol cubano en unos juegos olímpicos o en una copa del mundo, tienes razón en seguir apoyando al FC Barcelona, como casi todos los fans a ese deporte en Cuba: todos tienen su equipo en la liga española o italiana (lo mismo ves a uno con una camiseta blanca de Raúl o de Iker o una azulgrama de Ronaldinho o de Etoo o, las menos, algunas de Totti o cualquier otro)... Pero, y a pesar de la popularidad del futbol en Cuba, no ves gente luciendo camisetas, gorras u otros distintivos de equipos que no sean los de la pelota (y, pa' eso, hace relativamente poco tiempo que empezó esa "costumbre" en el deporte nacional).