miércoles, 9 de abril de 2008

Una esquela fúnebre

Después de tanto tiempo, me presento con una dolorosa noticia.

Hemos perdido a un gran compatriota. Amigo de juergas de los hombres y las mujeres (para usar el lenguaje de géneros).
Fiel y firme representante del ahorro monetario de los niños y a veces hasta de los adultos.
Camarada inseparable de Carlota y en ocasiones hasta entretenimiento de todos en el circo.
Fuí a despedirme de el y también hice cumplir su último deseo de echar una buena bocanada, antes de partir a llevar a cabo su intervención en las fiestas de quince de una de mis queridas sobrinas.
Véanlo acá en sus últimos instantes
Muchas Gracias

4 comentarios:

Aguaya Berlín dijo...

:)
Buen apetito!!!!!

El isleño dijo...

ñó, Ivánoski... hay que estar contigo en momentos tan difíciles... NO TE LO COMAS SOLO!!!!!!!!!!!!!!!

;-)

PD- te acompaño en el sentimiento.

JAK dijo...

Ivanovish, te lo comistes crudo ?

Iván dijo...

:-)))))))))
Por supuesto que no Jak.
Soy un poquito más civilizado!!!!